• Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
Inicio > eCalypso > Turismo social

El derecho a hacer turismo y a viajar. 

El turismo social es un concepto que se basa en el derecho al turismo de todas las personas. Este derecho deriva de las vacaciones pagadas reconocidas por la Declaración Universal de los Derechos Humanos promulgada en 1948, que establece en su artículo 24 que "Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas." 

El turismo social no es turismo marginal o superfluo en comparación con el turismo general, al contrario, es una forma de poner en práctica este derecho universal de participar en el turismo, de viajar, de conocer otras regiones y países; el verdadero fundamento del turismo, como recordó el Comité Económico y Social Europeo (CESE) en su dictamen relativo al "Turismo Social en Europa", también conocido como Declaración de Barcelona sobre turismo social en Europa adoptado en 2006. 

Este derecho también se menciona en el artículo 7 del Código Ético Mundial para el Turismo adoptado en 1999 por la Organización Mundial del Turismo (OMT) y reconocido oficialmente por Naciones Unidas en 2001. 

Este artículo establece que "Con el apoyo de las autoridades públicas, se desarrollará el turismo social, en particular el turismo asociativo, que permite el acceso de la mayoría de los ciudadanos al ocio, a los viajes y a las vacaciones. Se fomentará y se facilitará el turismo de las familias, de los jóvenes y de los estudiantes, de las personas mayores y de las que padecen discapacidades".


¿Qué se entiende por turismo social?


No existe una única definición de "turismo social". En la Declaración de Montreal "Por una visión humanista y social del turismo" adoptada en 1996, la Organización Internacional de Turismo Social (OITS) establece con claridad cuáles son los criterios de identificación, la ambición y la fortaleza del turismo social. 

El CESE también propone un enfoque interesante en su dictamen sobre "El turismo social en Europa" en el que dice que "existe una actividad de turismo social siempre que se den tres condiciones: 
  • Que se detecte una situación real de incapacidad total o parcial de ejercer plenamente el derecho al turismo. Ello puede provenir tanto de condiciones económicas, de discapacidades físicas o mentales, de condiciones de aislamiento personal o familiar, de movilidad reducida, de dificultades geográficas y de una gran variedad de causas que en definitiva suponen un obstáculo real. -Que alguien, ya sea institución pública o privada, empresa, sindicato o simplemente un grupo organizado de personas, se proponga actuar y actúe en el sentido de vencer o reducir ese obstáculo que impide a una persona ejercer su derecho al turismo.
  • Que esa actuación tenga efectividad real y contribuya a que un grupo de personas en las condiciones y bajo los valores de sostenibilidad, accesibilidad y solidaridad. Más recientemente, en la Conferencia Mundial de Turismo Social que tuvo lugar en 2012 en la localidad de Essaouira, el presidente de la OITS dijo que "con el turismo social tratamos de hacer valer una filosofía, el turimo que coloca a las personas en el corazón de la acción, describriendo un sector turístico en el que los operadores compartan objetivos comunes globales que permitan al mayor número de personas acceder al turismo y a las vacaciones; y finalmente, pedir a nuestros colaboradores naturales, es decir, a los gobiernos nacionales, regionales y locales la ejecución de políticas sociales para el turismo ". 

Más información Algunos enlaces útiles para obtener más información sobre esta cuestión: